Central de Turnos
Lu a Vi 7 a 21 - Sa 8 a 12

4716-3210

El amor: enfoque desde el cuerpo, mente y ciencia

El amor por Jorge Lapman

 

Mamumi, amor, vida, tesoro, bonita, hermosa; son los protagonistas y dicen:

-"Llegaste a mi vida y no te voy a dejar ir" -

-"Ayer estuve pensando en vos y asi me quede dormi­do. No te puedo sacar ni te quiero sacar de mi cabeza. Sos el motor de mi vida"-

"Me encanta que te sientas asi mi amor. Me fascina, yo con vos me transporto a lo mas íntimo de mi ser"-

-"Asi tan dulce y cariñoso, es imposible que no me ena­more y que no te extrañe tanto cada vez que no esta­mos juntos"-

¿Serán frases o realmente expresan un momento en el cual el organismo vivencia una serie de cambios fisi­cos y biológicos, que Ilevan al ser humano a reconfor­tarse con el mismo de una manera que solo él puede describir?

En realidad, resulta difícil hacerlo con palabras. Son verdaderos hechos y cambios que se producen desde el punto de vista hormonal, sistema nervioso, cardiológico y emocional que llevan al individuo a la cima de su ser.

¿Quién no pasó por este estado alguna vez? ¿A quién no le gustaría volverlo a pasar? ¿Quién no quisiera vi­vir en esta etapa del amor en forma permanente? ¿Se puede?

Aquí trataremos de dar algunas respuestas a las pre­guntas más comunes y tratar de explicarlo desde la ciencia.

Todos hemos sentido, gozado y sufrido pero ¿Cómo lo entiende la ciencia?

Aunque cada uno de nosotros puede tener su propia definición del amor, desde el punto de vista biológico se le ha caracterizado como "un fenómeno integral que involucra nuestro cerebro y nuestros órganos pro­ductores de hormonas, como la hipófisis y la glándula adrenal". En el amor participan varios mensajeros químicos que proporcionan una gama de sensaciones que van desde el placer, la euforia, la confianza y la se­guridad, hasta la ansiedad, la obsesión y la depresión. Es un fenómeno que incluye patrones conductuales, cognitivos y emocionales característicos.

Todas estas sensaciones y conductas complejas que se viven en el amor han llevado a los investigadores a estudiar cada uno de sus componentes y conocer de este modo las bases biológicas que lo sustentan. Por ejemplo, hay investigaciones que indagan sobre las re­giones cerebrales que participan en el enamoramiento, mientras que otras, a través de experimentos de genética molecular, tratan de conocer las bases de los lazos afectivos y las interacciones sociales.

Desde el punto de vista biológica, podemos distinguir básicamente dos tipos de amor

· El amor de pareja o romántico

· El amor filial (maternal o paternal).

Ambos son fundamentales para la supervivencia de nuestra especie, ya que el primero en términos gene­rales lleva a la reproducción, mientras que el segundo permite que las crías reciban los cuidados adecuados para su desarrollo.

Mariposas en el estómago y las 6 etapas de la pareja

-"Te vi y me enamore" -

-"Desde el primer día que te vi supe que vas a ser mío para siempre" -

"AMOR sos ese clic necesario para que pueda cambiar de estado y convertirme en otro estado" -

"Amor, no necesito más que amarte"-

1. Enamoramiento o fusión (del primer mes hasta, máximo 30 meses).

Quieren estar todo el tiempo juntos, se sienten unidos y están extasiados el uno con el otro. La pareja tiene la sensación de afecto mutuo y de reciprocidad. Además, se vive especialmente el deseo y la pasión, con o sin actividad sexual, pero con una intensa fantasía

2. Relación y vinculación (18 meses a 3 años).

Los integrantes de la pareja se muestran afectivos el uno con el otro, pero también empiezan a mos­trar su autonomía. La pareja diferencia el "yo-tu" del "nosotros" y se empieza a mostrar más mane­jable. La relación ya no es tan pasional, sino mas compañera; deja de ser tan simbiótica y trasciende el dormitorio. Se puede pasar de crear un vinculo amoroso a vivir juntos o proponerse crear un hogar.

3. Convivencia (2° y 3° año).

El nivel sexual baja, se manifiesta el amor con más compañerismo y el nido o el hogar. Se decora la casa, se hace confortable. Aquí el amor se ali­menta con el compañerismo y el apego amoroso. Pueden surgir los problemas por la familiaridad y la rutina y esto puede crear molestias, irritación y enfados.

4. Autoafirmación (del 3° al 4° año).

Es el momento de sentirse lo suficientemente se­guro para hacer actividades por separado. Si no se tienen en cuenta las necesidades individuales, se crea resentimiento y problemas de identidad de los miembros de la pareja. Hasta aquí la pareja se fijó en las cosas que tenían en común; ahora se empiezan a fijar en las diferencias, pero se tienen que sentir lo suficientemente cómodos para poder hacer actividades independientes.

5. Colaboración (del 5° al 15° año).

Si la pareja ya se unió para hacer proyectos juntos, como los hijos, y estos ya empezaron a ser inde­pendientes puede ser un momento mucha fricción. Esto puede ser debido a que los hijos adolescentes causan tensiones o a que cada uno quiere tener un proyecto propio y la pareja se resiente.

6 .Adaptación (del 15° al 25° año).

En esta etapa las parejas deben adaptarse a los cambios externos: hijos, "achaques", familiares en la vejez. Este es el momento en que as fantasías o ilusiones de como podría ser la pareja se desmo­ronan y se ve la realidad de frente. Con la madurez y la conciencia de cómo pasa la vida hay algunas personas que tienen miedo de perder el tren y, si coincide con la crisis de la mediana edad o la si­guiente, puede ser un momento en que la pareja o bien se rompe, o se consolida en las nuevas ruti­nas sin hijos.

Durante el enamoramiento ocurren cambios fisio­lógicos impresionantes en nuestro organismo. Se modifica la producci6n de hormonas, cambia de manera notable nuestro estado de ánimo e inclu­so se llega a tener una percepción diferente de la realidad.

Conclusión

Dada la importancia del amor tanto maternal o paternal como el de pareja o romantico en la perpetuación y el mantenimiento de los seres humanos y en los diferentes ámbitos de nuestra vida (por ejemplo, se sabe que los trabajadores que tienen una relación amorosa satisfactoria tienen un mejor rendimiento laboral), resulta imprescindible un acercamiento científico a este fenómeno desde distintas áreas del conocimiento. Esto nos permitira no solo co­nocer de manera integral los procesos que expe­rimentamos cuando amamos, nos aman, dejamos de amar o ya no somos amados, sino conocer mas acerca de cada uno de los componentes del amor, su importancia evolutiva, las regiones cerebrales y mensajeros quimicos que participan en el mismo, la forma en que el cerebro organiza el despliegue de muy diversas conductas y los mecanismos mo­leculares que llevan a que se experimenten las dis­tintas emociones.

Desde lo cientifico o del corazon; el AMOR ocupa un lugar preponderante en el individuo; que sea por una cosa o por otra; vivir sin AMOR hacia otro u otra o cosa, se hace muy dificil y genera una an­gustia o vacio que no puede llenarse de otra forma. PODEMOS DECIR QUE EL AMOR NO TIENE PRECIO que no se puede comprar o vender, que vemos que no es eterno y tambien demostramos que hay un muchos factores que lo retroalimenta dia a dia. "No se puede vivir sin AMOR"